Unidad 5

   #UNIDAD5. #Openflip #Ken Bauer


"Planeación Didáctica en base a Aula invertida

Docente: Marcela Martínez Acosta.

Créditos del curso: 

https://theopenflip.com/summer2020/Unit-Four



Para ver el resto de la actividad, ingresa al siguiente link:  Enlace


Al desarrollar esta actividad, me pareció muy pertinente apoyarme en el módulo III de la Capacitación para el trabajo llamada: Administración de Pequeños Negocios, que se ofrece en nuestra institución, Preparatoria 16 de septiembre, ubicada aquí en Mexicali, B.C.
Esta capacitación nos ofrece la oportunidad más que de memorización de conceptos, los jóvenes lleven a la práctica las habilidades desarrolladas al ámbito laboral a corto plazo. A través de estas semanas conociendo la metodología Aula Invertida, me ha permitido ver desde otro enfoque la actividad docente en este mismo momento de crisis sanitaria a nivel mundial. No cabe duda que las adversidades sacan lo mejor de nosotros. Aplique esta metodología de tal manera que el joven a través de una entrevista conozca el proceso real durante el reclutamiento, es decir, como lo viven los prospectos y el impacto positivo o negativo para la empresa al tratar de cubrir una vacante, apoyados en conocimientos previos el estudiante desarrolla sus habilidades –propósito de la sesión. Como docente me llevo esta nueva visión de aula invertida este periodo 2020-2 a la práctica en el segundo bloque, gracias a este nuevo enfoque tan necesario en este momento.

PILAR CUATRO “EL FACILITADOR PROFESIONAL”

  #UNIDAD4. #Openflip #Ken Bauer

PILAR CUATRO “EL FACILITADOR PROFESIONAL”

Docente: Marcela Martínez Acosta.

Créditos del curso: 

https://theopenflip.com/summer2020/Unit-Four


Este pilar: “Facilitador Profesional” es realmente muy significativo, ya que la sola imagen del docente tiene un gran impacto en la vida del estudiante –en algunos casos- marca definitivamente su futuro próximo; de tal manera que este “contacto” determina muchos aspectos del estudiante, podría ser por la carencia de una imagen de autoridad en casa se siente apoyado entre muchas razones, en este texto trataremos los aspectos de:


  • Disponibilidad del docente para dar retroalimentación individual o grupal inmediata según sea requerida.

Quien asume este papel tan generoso y tiene un perfil y vocación para ello –obviamente parte de su servicio es el atender que el proceso educativo se esté generando conforme a los planes; claro que en muchas ocasiones tendrá que marcar el ritmo de acuerdo a la idiosincrasia, dinámica y necesidades en el nivel educativo donde se desenvuelve.

  • Llevar a cabo evaluaciones formativas durante el tiempo de clase a través de la observación y el registro de información para complementar la instrucción.

Durante el desarrollo del contenido siempre existen actividades que necesariamente se desarrollan y socializan oportunidad para resaltar y asegurar el aprendizaje conceptual sea comprendido y al aplicar las actividades formativas tengamos respuestas favorables, es decir que el alumnado obtenga excelentes resultados de este proceso.

  • Colabora y reflexiona con otros profesores y asumo responsabilidad de la transformación de la práctica docente. 

Respecto a este punto desde el latín del vocablo “facilis” traducido como “fácil”, emanado del verbo “facere” que es sinónimo de “hacer”   si partimos desde este término facilitador; quienes optamos por esta actividad tan noble (la docencia) es en el entendido del compromiso adquirido y compartido ya que de acuerdo al nivel educativo en que nos ubiquemos será siempre desde los materiales, actividades y momentos de su aplicación la intención y compromiso ético para desarrollar el potencial  máximo de nuestros jóvenes estudiantes.


Como conclusión de acuerdo a las lecturas sugeridas y demás que estuve revisando, y como menciona Paquay L. (2001), “…una competencia hace referencia a un conjunto diversificado de saberes cognitivos, afectivos, conativos y prácticos…” la actividad del docente en relación al aula invertida dentro de lo posible dichas competencias tendría que tenerlas desarrolladas o buscar a través de capacitaciones o cursos tenerlas cubiertas –puesto que la realidad nos lo demanda-  buscar que el proceso de enseñanza en esta “nueva metodología” sea acorde donde el maestro no es el centro; pero sin él no es posible el aprendizaje invertido. Finalmente me gustaría enfatizar la frase del artículo “El deber solemne de educar” de Brian Bennet: “…soy responsable del entorno de aprendizaje en su conjunto.”  Quien se desarrolla frente a un grupo educativo o como actualmente lo estamos viviendo “a distancia” nosotros docentes y/o facilitadores: cuanto más atractivo volvamos el proceso de aprendizaje, captamos su atención, interés y logramos en los estudiantes que el canal de comunicación se adecue para destacar el involucramiento para obtener los resultados esperados en el aprendizaje invertido es esencial para de alguna manera “envolver el entorno” provocando una dinámica favorable y con sentido dentro de este proceso de enseñanza invertida.

Fuentes de información:

Paquay, L. et al. (Dir.) (2001), Former des enseignants professionnels. Quelles stratégies? Quelles compétences? Bruxelles: De Boeck.


“The Solemn Duty of Educating” By Brian Bennett. https://blog.ohheybrian.com/2015/03/the-solemn-duty-of-educating/