Semana 0: Preparación y primeras impresiones

En estos tiempos de pandemia, ha habido muchos cambios al impartir clases, se han buscado distintos métodos para que los facilitar el aprendizaje en los alumnos. No tengo una experiencia previa utilizando el modelo pedagógico de "Aprendizaje Invertido" o "Flipped Learning", será interesante aprender sobre este modelo y así poder aplicarlo en clase, brindándole a mis alumnos más y mejores herramientas para su aprendizaje, aprovechando de mejor manera el tiempo en clase. 

Aprendizaje Invertido

 UNIDAD 0 

Aprendizaje invertido

Es curioso como después de tener la oportunidad de estar frente a grupo damos por hecho que “todo está visto o aprendido” y que solo es buscar “nueva bibliografía” y basta para un nuevo ciclo escolar. El desarrollo tecnológico, las propias necesidades a nivel mundial nos marcan la pauta, y el ámbito educativo no puede y no debe quedarse rezagado. La misma energía y emoción que tiene un alumno en su nuevo ciclo, las expectativas que van desde ¿cómo será el profesor?” y ¿si no le caigo bien?, esto me lleva directo al siguiente y más importante cuestionamiento: ¿Qué es el aprendizaje invertido?

   Como docente estamos expuestos muy afortunadamente a tener frente a frente al alumnado, aún recuerdo las primeras experiencias, debo aclarar que jamás me hubiera imaginado ser docente; mis experiencias laborales fueron en el ámbito empresarial y la lógica me llevo a definir una licenciatura “muy lejos del ámbito educativo” esto era lo que pensaba, cuando se me invita a dar clases de administración en el nivel medio; me sentía muy fuera de mi área no tenía idea de la gran oportunidad que se presentaba.

    Hasta el día de hoy muchas experiencias desde la misma introducción a la docencia, reformas educativas, cambios en los planes educativos, uso de tecnologías, y “sorpresa” hace seis meses aproximadamente a nivel mundial y pensando en el ámbito educativo y al mismísimo estilo japonés realistas y de servicio toda la docencia, en los distintos niveles educativos nos encontramos utilizando las herramientas que nos acerquen a nuestro objetivo que es lograr el aprendizaje significativo; pero ya no presencial sino a distancia “adiós a la enseñanza tradicional”. Desafortunadamente los estilos de aprendizaje de los alumnos son muy distintos, pero más que moda o tendencia es una necesidad, que va despertando habilidades tanto del alumnado como a nosotros como docentes y no tocó vivirlo palpablemente.

   Mis inquietudes respecto a este curso son poder asimilar conceptos nuevos, encontrar, definir y utilizar los espacios tecnológicos de manera que resulten atractivos; que en su momento en mis alumnos pueda despertar el interés de revisar formándose individualmente, y en su momento a través de la interacción con el grupo en sesiones a distancia se vean reflejada en las ideas o conceptos desarrollados y no ser solo receptor. Hasta este momento personalmente entiendo que el aprendizaje invertido nos invita a que nuestro momento áulico sea más efectivo, teniendo la oportunidad de utilizar el tiempo de manera más productiva, ya que la interacción docente-alumno/alumno-docente es más cercana y efectiva en el proceso educativo; espero poder rescatar lo mejor de este curso.


Aula Invertida

La idea del aula invertida esta perfectamente diseñada y pensada para apoyar a aquellos alumnos que no tienen la facilidad de poder asistir presencialmente a la institución, es una herramienta que facilita el trabajo en ambas partes, favorece tanto al docente como al alumno. 


Sin embargo, en la actualidad estamos pasando por un cambio completamente drástico para todos, la pandemia ocasionada por el coronavirus nos ha limitado y privado de muchas cosas, más no de la educación, porque a pesar de no poder asistir presencialmente a la escuela, contamos con herramientas digitales que nos apoyan con la educación a distancia. 


Aplicar la clase invertida en esta modalidad ayuda en el sentido de ahorrar tiempo al momento de impartir la clase. Pues los alumnos desarrollan su aprendizaje de manera personal, sin quedarse solo con aquello que el docente les dice. Tienen la facilidad de pausar y reproducir el video cuantas veces lo deseen. Y utilizar la clase virtual para aclarar sus dudas, compartir su punto de vista y y así ahorrar tiempo para resolver ejercicios de manera más rápido y fácil.


Pero no esta de más mencionar que por mi experiencia trabajando como docente, me he encontrado con obstáculos de aprendizaje como lo son: la falta de interés por parte del alumno, al negarse a estar aprendiendo a través de herramientas digitales, excusándose con que el aprende mejor de manera presencial. El hecho de que no todos cuentan con internet o una computadora, tablet, o celular bueno que le permita tomar sus clases a distancia. La economía suficiente para pagar la colegiatura dada la situación económica que muchas familias hoy en día viven. 


Desearía que todos tuvieran las mismas oportunidades y herramientas para poder llevar su aprendizaje a distancia. Pero la realidad es que tengo miedo de que nuestras herramientas y métodos de enseñanza no sean lo suficientemente buenas para ellos y eso provoque la desmotivación e interés en querer seguir estudiando. 


Aula invertida, ¿Qué creo que es? 🤔

La escuela, como todos la conocemos, es tradicional, levantarte temprano (aun sin querer), darte un baño rápido, desayunar algo, si es que alcanzas, salir corriendo de casa porque se hace tarde, tu mamá te apura, la lucha en el trafico, todos pelean por llegar a la puerta antes de que toque el timbre. Ese suele ser el ritual de muchas familias de lunes a viernes por la mañana…. o al menos solía serlo.

Recientemente hemos experimentado una catástrofe mundial que nos ha impedido salir de casa, que nos obligo a detener nuestra vida como la conocíamos, entre todo, nuestras clases, tanto para alumnos como para maestros. La situación fue confusa, chocante, ¿y ahora que sigue? fue la duda de muchos.

Afortunadamente el sistema de clases en linea surgió desde hace un par de años, facilitando el proceso de enseñanza, y este, fue el héroe del momento.

Cuando fui estudiante universitaria tuve la oportunidad de llevar actividades en linea, trabajábamos todos los días viernes en linea, lo que no me hace una inexperta en el tema, sin embargo tampoco una experta, pues aun trabajando en linea, no era un trabajo personalizado; desde mi punto de vista, el modelo de enseñanza mixto o aula invertida, es bueno en casos de emergencia, como el que vivimos actualmente, pero nunca superara al modelo tradicional de enseñar frente a frente.

De poder ver detenidamente el rostro de los alumnos, de escuchar sus dudas sin temor a la interferencia del micrófono, del Internet, del ruido de su contexto, esto si es que el alumno cuanta con estas ventajas.

El enseñar y aprender de forma invertida debe tener un equilibrio, pesarse en una balanza y ver que los objetivos realmente se cumplan, y no solo se llene una casilla más.

ACTIVIDAD| SEMANA CERO

 

Opiniones del curso


Me enteré del curso ya que en el colegio donde laboro hicieron mención de él y que deberíamos tomarlo en cuanto se abrieran las inscripciones. Al saber de lo que se trataba este curso me recordó a mis épocas de universidad en donde implementamos este método de enseñanza-aprendizaje durante un semestre en una preparatoria durante mis prácticas profesionales; el método de Flipped Classroom personalmente me funcionó en ciertos temas de mi asignatura, me especializo en el  área de las matemáticas, sin embargo no en todas los temas.

La respuesta de los alumnos fue en su mayoría favorable para aquellos que sí son activos en clase, y la minoría de alumnos que no les gusta participar no les pareció mucho el método.

En mi opinión se aprovechaban más las clases y la labor docente no se sentía como una práctica desgastante o tediosa y más en ese tiempo que estuve trabajando con seis grupos con aproximadamente 48 alumnos cada uno. Sin embargo, este método aplicaba más a temas con baja dificultad y para temas más complejos era muy difícil aplicarlo así que para esos temas opté por continuar con el método tradicional.

El tema no es nuevo para mí pero mis expectativas son aprender cosas, opiniones o  conocer experiencias nuevas, conocer consejos, herramientas o alternativas ingeniosas para la práctica docente en línea que les facilite a los alumnos comprender los temas de sus asignaturas y que esto resulte más ameno en medio de la contingencia.

Aula invertida. Ideas iniciales.


A principios del 2020, una pandemia llego para redefinir las tareas y trabajos en el ámbito educativo, una nueva forma de educar a causa del COVID-19 en el que la población se obligó de manera voluntaria a vivir en confinamiento y temporalmente convertir sus hogares en un aula invertida; aunque surgío en EE. UU. en el año 2007, el sistema ni los hogares en México; se encontraban preparados para pasar de una educación tradicional a un escenario virtual, sin embargo, con esta nueva realidad se logró avanzar para establecer los mecanismos para que la población continuará con sus actividades académicas a través de distintas herramientas tecnológicas. 

El aula invertida es una metodología de trabajo en la cual el docente desarrolla materiales de trabajo para que el alumno o los alumnos los desarrollen en casa con el apoyo de ambientes virtuales, el estudiante es el centro del aprendizaje a su propio ritmo y de acuerdo a sus necesidades. 

El modelo de aula invertida o flipped classroom fue diseñada por Bergmann y Sams (2012) quienes con el deseo de apoyar a aquellos alumnos que por diferentes causas no podían asistir regularmente a clases, diseñando una estrategia didáctica en la que empleaban diapositivas y videos. 

En lo personal este curso es una oportunidad para un aprendizaje significativo, sobre la metodología, ventajas y aplicación del flipped classroom y explorar aquellas tecnologías digitales que no utilizaba desde hace tiempo como twitter y blog. Como docente considero que es un área de oportunidad para la creación de nuevas estrategias aúlicas, desarrollo de nuevos materiales educativos y creación de espacios innovadores para la interacción con los jóvenes. 

Cuando se presentó este confinamiento, en un ejercicio de honestidad he de confesar que muchas interrogantes se volcaron en mi mente; ¿cómo voy a atender a mis alumnos? ¿De qué manera abarcaré los contenidos? ¿qué estrategias y herramientas utilizare para lograr el aprendizaje significativo? ¿qué les evaluaré? y en un trabajo familiar, de investigación, colabación entre colegas y de mejora continua; poco a poco utilice las distintas herramientas tecnológicas para llegar a los estudiantes. 

Esta nueva realidad educativa nos permite reflexionar sobre las nuevas oportunidades con las que se cuentan para garantizar el éxito en la continuidad de los planes y programas de estudio, convertir las clases más activas, de colaboración, de resolución de problemas, citando ademas que con el regreso a la nueva normalidad exige una actitud de cambio para el trabajo en el aula.