PILAR PARA UNA CULTURA DE APRENDIZAJE

Link video de YouTube



Primeramente, antes de comenzar a plasmar mi ideología es importante tener en claro que es la cultura de aprendizaje, según los cuatro pilares del Aprendizaje Invertido: F­L­I­PTM, la cultura de aprendizaje es: la responsabilidad de la instrucción hacia un enfoque centrado en el estudiante, en el que el tiempo en el salón de clase se aprovecha en la exploración de temas con mayor profundidad y con la oportunidad de crear experiencias de aprendizaje de mayor riqueza.


Teniendo en cuenta que en la actualidad sigo implementando el método de enseñanza tradicional, es decir, soy la fuente principal de información para mis alumnos, ellos aprenden a través de aquello qué les transmito. Sin embargo trabajo dos puntos muy importantes en ellos: 


  • Les doy oportunidad de desarrollar su habilidad de recabar información por cuenta propia, brindando un tema de clase para que ellos lo investiguen, analicen y presenten al grupo, es ahí cuando pondrán en practica lo que aprendieron investigando en casa. Esto hace que el alumno se involucre en el proceso para construir su aprendizaje.


  • Con la ayuda de sus compañeros y la mía, retroalimentamos la información que el alumno presento y así es cómo se complementa el tema de la clase. Haciendo de este modo, el centro de la información al alumno y no a mí, lo cual favorece el aprendizaje autodidacta en ellos. 


Sin embargo, esto en el método de enseñanza tradicional se conóceme como brindar un tema al alumno para que pase a exponerlo al grupo, lo cual se puede dar una sola vez o varias, todo depende de cómo lo quiera manejar en la planeación el docente. Pero si lo comparamos con el segundo pilar del aprendizaje invertido, esto se daría consecutivamente, lo cual podría favorecer para que el alumno se involucre en la construcción de su aprendizaje, desarrolle habilidades como la investigación y análisis de contenidos. Fomentando en él un aprendizaje autodidacta.  

Semana 2: Cultura de aprendizaje

 

PILAR PARA UNA CULTURA DE APRENDIZAJE


El segundo pilar del Aprendizaje Invertido es la Cultura de Aprendizaje, a diferencia al modelo tradicional, la aproximación al aprendizaje se centra en el alumno y no en el docente.

En el Aprendizaje Invertido, el alumno es activo en el proceso de su aprendizaje, el tiempo en en clase se aprovecha para profundizar en los temas con ayuda del docente se resuelven dudas y compartes inquietudes y hallazgos, asegurando el entendimiento del contenido, creando experiencias enriquecedoras y que el aprendizaje sea aún más significativo para el alumno.

#Unidad 2. Hacía una cultura del aprendizaje.

 


En este escrito trataremos de reflexionar acerca del tema cultura del aprendizaje, al repasar las lecturas propuestas.

En la lectura que se nos presenta se define a la cultura del aprendizaje como el modelo que cambia deliberadamente la instrucción a un enfoque centrado en el alumno, donde el tiempo en clase se dedica a explorar temas con mayor profundidad y creando ricas oportunidades de aprendizaje. Como resultado, los estudiantes están activamente involucrados en la construcción del conocimiento, ya que participan y evalúan su aprendizaje de una manera que sea personalmente significativa. A diferencia del modelo tradicional centrado en el maestro, que es la principal fuente de información y el alumno se convierte en un simple receptor.  Bajo las siguientes premisas:

 1. Doy a los estudiantes oportunidades para participar en actividades significativas sin el maestro siendo central

2. Andamio estas actividades y hago accesibles a todos los estudiantes, a través de la diferenciación y la retroalimentación.

 Jean Piaget (1896-1980) citó que el objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que las otras generaciones hicieron.

Es interesante como el aplicar una cultura del aprendizaje se busca que los alumnos al trabajar en el aula se adapten a los cambios que se les presentan, exponer y explorar sus ideas de una forma creativa, buscando espacios para la reflexión a través de materiales y preguntas interesantes que se conviertan en una oportunidad para aprender de una manera significativa, lograr intercambios en los alumnos que propicien el aprender a hacer y es aquí en donde recae el compromiso de los maestros en formar la cultura del aprendizaje en los alumnos para que ellos apliquen sus conocimientos en su entorno. No más transmisión de información sino sondear nuevas ideas para un mayor conocimiento.

 Como diría Paulo Freire (1921-1997):

-Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta

-Enseñar exige saber escuchar

-Todos nosotros sabemos algo, todos nosotros ignoramos algo, por eso, aprendemos siempre.

 He tenido la oportunidad de trabajar en distintos niveles educativos, hoy sólo en nivel bachillerato y mi experiencia al aplicar la cultura de aprendizaje; siempre ha sido un reto porque los jóvenes al momento de exponer sus ideas, presentan barreras emocionales que les impiden una participación significativo, cuando se les solicitan presentar los avances de sus investigaciones previas a la clase, pero no es imposible llevar a cabo esta dinámica solo es cuestión de respeto a las ideas de los alumnos, apertura ante sus puntos de vista, motivación para expresar sus pensamientos, reconocer que las personas aprenden de distintas maneras.


Cultura y entornos de aprendizaje. Recuperado 01 de septiembre de 2020. De https://cead.pressbooks.com/chapter/a-9-cultura-y-entornos-de-aprendizaje-2/

Delors, Jacques. (1994). Los cuatro pilares de la educación. 02 de septiembre de 2020, de UNESCO Sitio web: https://www.uv.mx/dgdaie/files/2012/11/CPP-DC-Delors-Los-cuatro-pilares.pdf

PILAR PARA UNA CULTURA DE APRENDIZAJE

Creo que todos en algún punto determinado ya hemos hecho una clase invertida, aun sin darnos cuenta, pero ahora, en medio de la situación en que nos encontramos nos vemos en la necesidad de hacer uso al cien por ciento de dicho método, pero para que este alcance el éxito deseado, debe tener un pilar, debe estar bien fundamentada.

Primero, debe haber flexibilidad, no todos los alumnos tienen el mismo tipo de aprendizaje, debemos , como profesores ser flexibles en ese tema, comprender que no todos aprenden al mismo ritmo, ni de la misma manera. Por ello debemos buscar crear un ambiente ameno donde todos puedan sentirse incluidos y donde podamos darle seguimiento a sus aprendizajes.

Segundo, cultura del aprendizaje, hacerle entender al alumno que ahora, gran parte de la responsabilidad por aprender, recae sobre él, que uno, como profesor lo guiara, pero no podrá hacer todo por él, para ello debemos buscar métodos y estrategias, haciendo los contenidos accesibles para todos.

Tercero, contenido corregido. Como docentes, tenemos la responsabilidad de buscar los mejores métodos y herramientas para llegar a nuestros alumnos, y no por ser un modelo invertido quiere decir que nos deslindaremos de todo, al contrario, debemos indagar lo mas relevante en cuanto a contenidos y herramientas.

Cuarto, facilitador profesional. Cumplir con nuestro papel, que es facilitar realmente el aprendizaje, resolver dudas, estar a disposición (dentro de lo que cabe) con los alumnos, retroalimentar, aprender para enseñar y reflexionar, esto con nosotros mismos, con nuestros estudiantes y con otros docentes.

ACTIVIDAD | SEMANA DOS

CULTURA DE APRENDIZAJE TEMPRANA PARA TODOS

 

Uno de los cuatro pilares que componen el Flipped Learning es la llamada cultura de aprendizaje (learning culture), donde previamente se nos explicó que el centro de todo este proceso de enseñanza y aprendizaje es el alumno teniendo como objetivo su óptimo desarrollo de autonomía y crítica con la condición de que el docente actúe como guía en dicho proceso.

Aunque el concepto y la metodología de Flipped Learning tenga ya unos años existiendo, esto sigue siendo considerado algo muy futurista y alocado que difícilmente lo llegarían a considerar como opción en la educación pública de mi país. Estamos bastante acostumbrados a que el docente es el que proporciona toda la información necesaria que el alumno debe conocer y/o aprender solo para obtener una nota aprobatoria y continuar con su vida académica con éxito. Todo lo anterior suponiendo que el alumno nunca va a pensar más allá de lo que se le proporciona, esto a su vez me hace considerar que no estamos propiciando en lo absoluto una cultura de aprendizaje, ya que creo que independientemente de la metodología que se aplique es de suma importancia tener como uno de los objetivos propiciar en el alumno su autonomía y que sea capaz de desarrollar en él una crítica propia, un alumno capaz de aprender por sí solo, opinar, argumentar, preguntar, investigar, indagar.

Los alumnos son capaces de muchas cosas y nos estamos perdiendo de todo ese potencial y esa creatividad que nos pueden ofrecer y hasta sorprender, solo porque la metodología implementada por el sector educativo no es la mejor tanto para ellos como para el docente. Lamentablemente se está tan cómodo con la metodología actual en la cual sí se le exige al alumno, pero tampoco se hace mucho por desarrollar esa cultura de aprendizaje.

Muchos dicen que hasta que se entra a la universidad es cuando vamos a tener que echarle ganas al estudio y una de las cosas que aprenderemos hasta esa etapa es la autonomía en el aprendizaje  pero ¿para qué esperar hasta llegar a los estudios superiores para desarrollarte como un ser humano autónomo y autodidacta?

Considero que entre más temprano se desarrolle una cultura de aprendizaje en el alumno, éste logrará interesarse en sus estudios, en sus clases, en sus intereses,  en desarrollar su propia opinión, etc. mismas acciones que le beneficiarán al alumno no solo en su vida académica o laboral sino en su vida en general.