Facilitador profesional

Link a video de YouTube

Ultimo pilar de aprendizaje invertido, pero igual de importante que los demás. Esto más que enfocado en el alumno, se centra más en la manera como yo, como docente o facilitador, concluyo el proceso de aprendizaje invertido. 


No es novedad ni mentira que el trabajo de un docente es muy demandante, pues exige trabajar más horas de las que percibimos un sueldo. Se trabaja en la institución educativa, en casa e incluso en los fines de semana. No considero que el trabajo de cada docente exige más dependiendo la asignatura que imparta ni la manera en que lo haga, creo que el ser facilitador en el modelo invertido si exige tiempo al igual que un facilitador tradicional. No he tenido la oportunidad de trabajar con la clase invertida, siempre he trabajado con el modelo tradicional y es del único del cual puedo opinar. 


Soy docente tradicional, y mi trabajo dado la contingencia que se vive actualmente, se ha visto modificado de manera que si demanda más tiempo de lo habitual, por qué? Estar frente a un grupo de 40 alumnos dando mi clase, explicando el tema y resolver dudas en el transcurso de la misma, no es lo mismo que enviar el contenido dirigido, herramientas de apoyo como videos, documentos, etc y después recibir 40 mensajes a distintas horas con muchas dudas respecto al tema, y aclarar cada una de ellas para que al momento de llegar a la clase virtual, todo este un poco más claro y así poder aprovechar el tiempo para poder trabajar.


Lo cual implica que estoy a disposición de las inquietudes de los alumnos, brindo el apoyo solicitado para aclarar sus dudas. Desde ese momento llevo a cabo la evaluación, el ver qué realmente están trabajando, investigando y poniendo de su parte para aprender, su desempeño durante la clase virtual y termino de concluir con la evaluacion el día de la entrega de su actividad. 

#Unidad 4. Educador Profesional.




En esta semana comparto con ustedes mis reflexiones y experiencias acerca del cuarto pilar del aula invertida: educador profesional. Cuando se habla educador se hace referencia al individuo que posee una formación profesional para transmitir sus conocimientos a otros; pero esta definición va más allá de lo que se tiene que entender, el educador tiene una labor importante dentro y fuera del aula ya que al crear y diseñar actividades para el estudiante, motiva en el la aplicación de lo aprendido. La presencia del educador es primordial porque se convierte en un guía para el alumno en el ámbito social, personal, académico e incluso emocional para mejorar el trabajo en el aula. En relación con los indicadores, reflexiono: 

Como docente busco retroalimentar constantemente los avances de mis alumnos, antes de pasar a esta nueva normalidad en el aula daba respuesta de manera oral o por escrito a través de distintos instrumentos para que los alumnos supieran de sus avances en clases; en este momento me sumo a las distintas vías que se tienen al alcance como Facebook, whatsapp, correo electrónico u otras plataformas para comunicar la realimentación. 

Registro la información del avance del alumno en listas de cotejo y rúbricas de acuerdo a la actividad a evaluar, además de revisar los avances para calificar su participación de manera virtual, motivándolos a seguir mejorando en sus actividades constantemente y cuando se presenta alguna situación que puede influir en la dinámica de clase en la medida de mis posibilidades lo trabajo o busco el apoyo de mis compañeros para una solución a la problemática. 

Cuando tengo oportunidad charlo con mis compañeros para colegiar la información de nuestros grupos en común, me apoyo de su experiencia para mejorar mi práctica docente, además de compartir mis experiencias. 

Jason Beech (2019) explica que la educación es esencialmente una actividad conservadora. La escuela cumple el rol de conservar una cultura, de conservar una lengua, ciertas costumbres y tradiciones. Sin embargo, lo particular del proceso educativo es que además de conservar, introduce cambios. Si bien lo que se enseña viene del pasado, se transmite con la ilusión de que los alumnos se lo apropien y hagan con eso algo nuevo. Por lo tanto, la escuela está siempre en la frontera entre lo viejo y lo nuevo, entre el cambio y la permanencia. 









Sprejer, G. (2020). Ser docente en tiempos de pandemia. 19 de septiembre de 2020, de Deseducando. Sitio web: https://deceducando.org/2020/04/06/ser-docente-en-tiempos-de-pandemia/ 

Open Flip Summer 2020 – Semana 4 – Facilitador Profesional

 Hola queridos y queridas colegas, damos seguimiento al Open Flip Summer 2020 y en esta semana trataremos sobre el Facilitador Profesional con 3 reflexiones. 

·         Estoy a disposición de los estudiantes para dar realimentación individual o grupal inmediata según es requerida.

Este punto es al mismo tiempo una gran recompensa y un gran susto.

Una recompensa por que al invertir el tiempo de instrucción por el tiempo de práctica uno tiene la gran parte del tiempo de la clase para poder estar con los estudiantes, guiarlos, desafiarlos, y facilitar el aprendizaje.

Y al mismo tiempo ese es un gran susto cuando el profesor al invertir el modelo de instrucción se descubre con un tiempo gigante delante de si y se pregunta: ¿y ahora que hago con todo este tiempo? Es asustador. Sin embargo, con este tiempo puedes utilizar para dar retroalimentación individual o grupal a los estudiantes. 

Tengo una estrategia que es la cajita de dudas (con la plataforma Padlet) , la presento en el primer día de clase y la dejo abierta por todo el curso, para cualquier tipo de duda que los estudiantes tengan sea con el contenido u otro tema. La reviso a diario, es una cajita colaborativa, todos pueden ayudar a contestar. Creo que esa es una manera de poder estar disponible para contestar a mis estudiantes. 


·         Llevo a cabo evaluaciones formativas durante el tiempo de clase a través de la observación y el registro de información para complementar la instrucción.

Estas pequeñas evaluaciones formativas son muy útiles no apenas para complementar la instrucción, sino para ajustar algo que tal vez haya quedado insuficiente en el camino. Me gusta utilizar la gamificación para esto, por ejemplo, quizziz que nos da un informe detallado sobre la precisión de aciertos en el grupo general, o la respuesta que cada estudiante contestó, es muy detallado y con esta información el profesor puede diseñar otras estrategias para potencializar el proceso de aprendizaje de los estudiantes. 


Algo más tradicional, es transitar en los espacios grupales de aprendizaje con una hoja, un check list tal vez, y haciendo apuntes, o preguntas a los estudiantes y así poder tener un registro de observación de todo el proceso. 

·         Colaboro y reflexiono con otros profesores y asumo la responsabilidad de la transformación de mi práctica docente.

Algo que aprendí durante mi práctica docente es que compartir es lo más gratificante, porque así uno no está solo en la misión de educar, todo el sistema gana, es como siempre digo en mi podcast: conocimiento compartido es conocimiento multiplicado, entonces siempre que puedo me reúno con mis colegas y compartimos ideas, estrategias, y cuando uno se entera de algún curso de formación interesante, comparte con el grupo para que así todos hagamos el mismo curso. Trabajar en el área de la educación es estar en constante transformación y formación. 


Bueno, aquí finalizamos más una semana de esta gran experiencia.

Nos vemos en una próxima. 





ACTIVIDAD | SEMANA CUATRO

 

LOS EDUCADORES PROFESIONALES

En ocasiones a nosotros los docentes se nos tacha de sólo ir a explicar un tema, poner ejercicios y terminar nuestro trabajo del día, sin embargo nosotros sabemos que esto claramente no es así. Nosotros como docentes tenemos una gran responsabilidad ya que trabajamos con humanos, mismos que son el futuro de las generaciones y próximos responsables de la dirección del mundo.

El papel del Facilitador Profesional durante el proceso del Flipped Learning es sumamente importante y cuidadoso ya que ese pilar nos habla no sólo de ser guía para nuestros estudiantes sino que se ve implicada una autoevaluación de nuestro propio trabajo y lo que debemos considerar para seguir mejorando esta metodología.

Tomando en cuenta este pilar de Facilitador Profesional es importante, como ya se ha mencionado anteriormente en los ensayos, ser guía para que el alumno logre los objetivos de clase, hacerlo creer en sí mismo propiciando el desarrollo de su autonomía en cuanto a aprendizaje, aportar e investigar; es por eso la importancia de estar comprometidos  y disponibles ante nuestro papel de docente, guía, preparar nuestras clases y contenidos con una intención y no con contenido que no le va a ser útil a nuestros alumnos. Otro aspecto importante que marca este pilar, que considero muy relevante, es el reflexionar acerca de nuestra práctica, si es efectiva, está dando frutos, es relevante, útil, si nos estamos informando o capacitando bien y estar abierto a que la práctica puede estar en constante evolución.

Finalmente, el que el Facilitador Profesional colabore con otros colegas profesionales refuerza la práctica debido a que conocer nuevas opiniones, métodos, sugerencias y hasta compartir errores que tanto uno como otros colegas han cometido. Así que, considero que como colegas debemos trabajar de la mano apoyándonos y también estar disponibles para nosotros mismos compartiendo experiencias tanto buenas como malas para así enriquecer nuestra labor en beneficio del alumno así como también a nuestra práctica docente y no estar en competencia.

PILAR CUATRO “EL FACILITADOR PROFESIONAL”

  #UNIDAD4. #Openflip #Ken Bauer

PILAR CUATRO “EL FACILITADOR PROFESIONAL”

Docente: Marcela Martínez Acosta.

Créditos del curso: 

https://theopenflip.com/summer2020/Unit-Four


Este pilar: “Facilitador Profesional” es realmente muy significativo, ya que la sola imagen del docente tiene un gran impacto en la vida del estudiante –en algunos casos- marca definitivamente su futuro próximo; de tal manera que este “contacto” determina muchos aspectos del estudiante, podría ser por la carencia de una imagen de autoridad en casa se siente apoyado entre muchas razones, en este texto trataremos los aspectos de:


  • Disponibilidad del docente para dar retroalimentación individual o grupal inmediata según sea requerida.

Quien asume este papel tan generoso y tiene un perfil y vocación para ello –obviamente parte de su servicio es el atender que el proceso educativo se esté generando conforme a los planes; claro que en muchas ocasiones tendrá que marcar el ritmo de acuerdo a la idiosincrasia, dinámica y necesidades en el nivel educativo donde se desenvuelve.

  • Llevar a cabo evaluaciones formativas durante el tiempo de clase a través de la observación y el registro de información para complementar la instrucción.

Durante el desarrollo del contenido siempre existen actividades que necesariamente se desarrollan y socializan oportunidad para resaltar y asegurar el aprendizaje conceptual sea comprendido y al aplicar las actividades formativas tengamos respuestas favorables, es decir que el alumnado obtenga excelentes resultados de este proceso.

  • Colabora y reflexiona con otros profesores y asumo responsabilidad de la transformación de la práctica docente. 

Respecto a este punto desde el latín del vocablo “facilis” traducido como “fácil”, emanado del verbo “facere” que es sinónimo de “hacer”   si partimos desde este término facilitador; quienes optamos por esta actividad tan noble (la docencia) es en el entendido del compromiso adquirido y compartido ya que de acuerdo al nivel educativo en que nos ubiquemos será siempre desde los materiales, actividades y momentos de su aplicación la intención y compromiso ético para desarrollar el potencial  máximo de nuestros jóvenes estudiantes.


Como conclusión de acuerdo a las lecturas sugeridas y demás que estuve revisando, y como menciona Paquay L. (2001), “…una competencia hace referencia a un conjunto diversificado de saberes cognitivos, afectivos, conativos y prácticos…” la actividad del docente en relación al aula invertida dentro de lo posible dichas competencias tendría que tenerlas desarrolladas o buscar a través de capacitaciones o cursos tenerlas cubiertas –puesto que la realidad nos lo demanda-  buscar que el proceso de enseñanza en esta “nueva metodología” sea acorde donde el maestro no es el centro; pero sin él no es posible el aprendizaje invertido. Finalmente me gustaría enfatizar la frase del artículo “El deber solemne de educar” de Brian Bennet: “…soy responsable del entorno de aprendizaje en su conjunto.”  Quien se desarrolla frente a un grupo educativo o como actualmente lo estamos viviendo “a distancia” nosotros docentes y/o facilitadores: cuanto más atractivo volvamos el proceso de aprendizaje, captamos su atención, interés y logramos en los estudiantes que el canal de comunicación se adecue para destacar el involucramiento para obtener los resultados esperados en el aprendizaje invertido es esencial para de alguna manera “envolver el entorno” provocando una dinámica favorable y con sentido dentro de este proceso de enseñanza invertida.

Fuentes de información:

Paquay, L. et al. (Dir.) (2001), Former des enseignants professionnels. Quelles stratégies? Quelles compétences? Bruxelles: De Boeck.


“The Solemn Duty of Educating” By Brian Bennett. https://blog.ohheybrian.com/2015/03/the-solemn-duty-of-educating/